Dramática situación en Alemania por brote de infecciones de coronavirus

Aseguran que las medidas restrictivas actuales "ya no son suficientes".

El rápido aumento del número de los contagios por coronavirus en Alemania llegó al punto de que muchos hospitales alcanzaron su límite de capacidad por falta de camas de terapia intensiva y también del personal médico y de enfermería necesario.

La canciller saliente de Alemania, Angela Merkel, advirtió que las actuales restricciones en el país “ya no son suficientes” ante la “dramática situación” provocada por el brote de infecciones de coronavirus, según fuentes de su partido.

Ver: Crecieron los casos de coronavirus en Alemania y las camas de terapia intensiva vuelven a escasear

La evolución actual de la pandemia y los sucesivos récords diarios de contagios configuran una situación sanitaria que apunta a ser “peor que todo lo que hemos visto hasta ahora”, advirtió Merkel también ante dirigentes de su partido, el conservador CDU.

Alemania, especialmente las regiones del sur y del este, se está viendo afectada por una nueva ola de infecciones, que los expertos y los políticos atribuyen a una de las tasas de vacunación más bajas (68%) de Europa Occidental.

Según datos del Registro de Cuidados Intensivos DIVI, gestionado por la Asociación Interdisciplinaria Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Emergencia (DIVI) junto con el Instituto Robert Koch (RKI): hay 19.373 camas de terapia intensiva en los más de 1.200 hospitales de Alemania, pero solo unas 7.145 tienen un nivel de cuidados alto, es decir, solo en esas camas se puede dar a los pacientes ventilación invasiva.

Según el registro de cuidados intensivos de la DIVI, 3.845 pacientes de Covid-19 están recibiendo actualmente cuidados intensivos. De ellos, 1.968 requieren ventilación invasiva. En las últimas 24 horas, 292 nuevos pacientes ingresaron en las unidades de cuidados intensivos. Esto significa que solo quedan 1.757 camas de cuidados intensivos de alto nivel en toda Alemania.

En algunas regiones como Baviera, Turingia y Sajonia, donde las cifras de infección son especialmente altas, el nivel de ocupación de camas es mucho mayor.

Según el presidente de la Asociación Médica de Sajonia, Erik Bodendieck, las unidades de cuidados intensivoscorren el riesgo de quedar saturadas en los próximos días. Pronto, aseguró, en algunas regiones del estado, “dos pacientes podrían tener que competir por una cama”.

De esta manera, se corre el riesgo de que se produzca una situación de triaje, es decir, que se debe dar preferencia a los que tienen más posibilidades de éxito en el tratamiento. Los no vacunados tendrían las peores posibilidades de sobrevivir.

Brote y preocupación 

Los casos de coronavirus se dispararon en Alemania en semanas recientes, luego de que la vacunación se estancara en torno al 67% de la población, en un rebrote -o “cuarta ola”- que las autoridades han definido como una “pandemia de los no vacunados”.

La semana pasada, el país superó por primera vez los 60.000 contagios en un día, con más de 65.000, días después de haber sobrepasado, también por primera vez, los 50.000 en una sola jornada.

En muchos hospitales ya empiezan a escasear las camas para pacientes con coronavirus y otras enfermedades, y Merkel advirtió de una “situación dramática”.

Ante esta situación, los presidentes de los estados federados de Alemania acordaron el jueves pasado con el Gobierno central introducir restricciones para la vida pública para las personas que no se han vacunado contra la Covid-19.

Impactos: 0

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar