¿Puede el massismo seguir los pasos del Partido Demócrata en Mendoza?

Con críticas a UCR, "gansos" se fueron del frente del gobernador. Resta saber si el Frente Renovador mantendrá la doble alianza.

Con la mira puesta en el año 2021, legislativas mediante, en Mendoza el Partido Demócrata (PD) anunció que abandonaba el frente oficialista con intenciones de competir el año que viene en soledad, sin sus socios de la UCR y el PRO.
No obstante, como publicó MTN, solo se trata de un sector del PD, ya que otros dirigentes de ese espacio no pegarán el portazo.
En tal contexto, queda en el aire el interrogante sobre la posición que tomará el Frente Renovador, ya que optó por el sistema de doble alianza en 2019: con el Frente de Todos en la Nación y con Cambia Mendoza en la provincia. El rol de su líder Sergio Massa en el Gobierno nacional vuelve más incómodo el lugar de los renovadores en el oficialismo mendocino, si bien su representación en el distrito es menor.
Según recuerda Ariel Basile en diario Ámbito Financiero este lunes, la tensión en Cambia Mendoza entre el PD y la UCR que lidera el bloque no son nuevas: cuatro años antes, para las legislativas 2017, los “gansos” habían amenazado con separarse al expresar diferencias con el entonces gobernador Alfredo Cornejo.
Lo que en aquel momento había sido leído más como una puja por cargos que como un choque ideológico, ahora se tradujo en un divorcio real. “Es hora de volver a la cancha a jugar con la camiseta propia”, mencionó el PD en un comunicado en el que anunció que tras una votación de su Junta Central se decidió por unanimidad “recuperar la plena autonomía partidaria y libertad de acción para actuar en todos los planos de la política nacional y provincial”.El texto recordó también que la unión con la UCR y el PRO se determinó en 2015 y que en esa ocasión Cambia Mendoza derrotó por seis punto al PJ, y “los votos demócratas fueron decisivos”. También en aquel amague de 2017, el entonces presidente del partido, Carlos Balter, había mostrado que el aporte en votos del PD no era menor. O, al menos, los gansos se arrogan peso como torcer la balanza en una provincia donde suele haber alternancia y ventajas por margen estrecho entre UCR y PJ (excepto en 2019, cuando Suarez venció a la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti por 15%). “Cuando el PD se presenta en elecciones, a la UCR le va mal, deberían ser más respetuosos”, había mencionado Balter cuatro años atrás. Ahora, el PD (con su actual titular Roberto Ajo a la cabeza) fue crítico de sus exaliados, y cuestionó al oficialismo por no cumplir “con el programa de gobierno y de transparencia institucional”.

“Nos tomó por sorpresa. Al menos en parte. Es un sector del PD, que generó sus propias internas”, mencionaron a Ámbito desde despachos cercanos al de Suarez. “Las definiciones las veremos más adelante, por el momento hay una postura tomada desde la UCR a través del presidente del partido”, agregaron, en relación al comunicado firmado por el titular del radicalismo provincial, Tadeo García Zalazar, también intendente de Godoy Cruz.

“La construcción de un espacio republicano para luchar contra el populismo es una carrera de largo plazo, no es apta para experimentos electoralistas. Quien quiera expresar otros valores, o especular haciendo politiquería tiene todo el derecho a seguir su camino”, cerró la discusión el texto de la UCR. García Zalazar añadió en declaraciones periodísticas que otros dirigentes democrátas podrían seguir en el frente, sin acatar la decisión orgánica del partido. De hecho, hubo un segundo comunicado del sector del PD que permanecerá junto a Suarez que acusó a sus pares separatistas de estar “a espaldas a la sociedad” y de “hacerle el juego al kirchnerismo”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior