Mendoza sale a comprar freezers para guardar las vacunas contra el coronavirus

Desde el Ministerio de Salud trabajan para adquirir el equipamiento para guardar las dosis que necesitan mantenerse a temperaturas bajo cero.

En un contexto de amesetamiento en cuanto a la cantidad de casos que se registran en nuestra provincia, el Ministerio de Salud se encuentra trabajando en el plan de vacunación que busca inmunizar a los mendocinos contra el Covid-19, a pesar de que  por el momento no hay una fecha concreta sobre la llegada de la dosis a Mendoza.

Tal cual sucede en otras provincias, el Gobierno encabezado por Rodolfo Suarez avanza en la logística para guardar las dosis, y en pocos días abrirán una licitación para comprar freezers duales, equipamientos con modalidad de enfriador y congelador, informó Diario El Sol.

Esta compra se llevará a cabo, teniendo en cuenta que la vacuna Pfizer, producida por el laboratorio BioNTech, debe guardarse a -70 grados, mientras que la rusa debe conservarse a -18°.

Iris Aguilar, a cargo del Vacunatorio Central, indicó que Mendoza tiene ulta-freezers en lugares como el Centro de Hemoterapia y la Facultad de Odontología para conservar las inmunizaciones a 70 grados bajo cero. También hay equipamiento en los laboratorios de biología molecular.

Desde Salud confiaron que con esta compra buscan anticiparse frente a la alta demanda de equipamiento que habrá durante los próximos meses para el almacenamiento de las vacunas.

Pasando en limpio, lo que buscan desde el entorno de Rodolfo Suarez, es evitar lo que sucedió cuando el Gobierno nacional centralizó la compra de respiradores lo que generó trabas en la adquisición de los insumos.

“Tenemos que preparar la logística porque eso nos lleva mucho tiempo. Además tenemos que prever que no haya aglomeraciones en los lugares donde se vacuna. Es un desafío porque en enero hay temperaturas muy intensas”, sostuvo Aguilar.

La gestión provincial trabaja con los 18 municipios para lo que será el operativo de colocación de las inmunizaciones, siempre y cuando se respete el distanciamiento y las medidas de prevención conocidas por todos.

“Es un gran desafío que se siga vacunando con las demás vacunas del calendario. No queremos que por vacunar contra el COVID 19 se descuide el resto”, resaltó la jefa del Vacunatorio Central.

También, se encuentran analizando las alternativas en cuanto a la estrategia de vacunación. Por un lado, el Ministerio de Salud trabaja en una campaña masiva que deberá difundirse teniendo en cuenta que la inmunización es voluntaria.

Además, por estas horas evalúan si se otorgarán turnos para evitar grandes amontonamientos de personas.

Hace algunos días, la ministra de Salud Ana María Nadal, informó que en un primer momento solicitarán 200 mil dosis para iniciar con la campaña, afirmando que ese es el “piso” y que el número será mayor. Todavía están abocados al recuento para determinar la cantidad de personas que integran los denominados grupos de riesgo.

Si está confirmado que los primeros en recibir la dosis serán los trabajadores de la salud, las personas mayores de 60 años y aquellos que tengan comorbilidades como obesidad o diabetes.

La especialista precisó que están trabajando con la Universidad Nacional de Cuyo, y posiblemente sean alumnos de enfermería y medicina los que colaboren en el triage. En cuanto a los que apliquen la vacuna, informaron que será personal idóneo.

Mañana, las autoridades provinciales, se reunirán con referentes del Ejército que colaborará en la campaña.

“El Ejército seguramente colabora en la organización, en custodiar el distanciamiento y en el asesoramiento de la gente. Su aporte es muy beneficioso”, completó Aguilar.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior