Segmentación de tarifas: cómo serán los subsidios y el impacto para el consumidor

Con este esquema, se estima un ahorro fiscal de $47.500 millones para 2022.

El Gobierno anunció la segmentación tarifaria de los servicios de distribución de energía eléctrica, gas natural y agua corriente. Con este, se espera alcanzar un ahorro fiscal cercano al medio billón de pesos en 2023.

La segmentación respeta el criterio fijado en el decreto 332/2022, por el que se establecen tres niveles de usuarios según su capacidad económica, que pasará a complementarse con el criterio establecido según niveles de consumo.

En el caso de la energía eléctrica el tope de consumo será de 400 kwh mensuales (550 kwh en zonas sin servicio de gas de red) y en el caso del gas será variable, según categorías y subzonas en todo el país.

VER: Los detalles del nuevo esquema de segmentación de tarifas para gas, agua y electricidad

Según el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, el tope se fijará tomando como referencia “el volumen equivalente al 70% del promedio entre los umbrales mínimo y máximo de cada categoría“, mientras el 30% excedente quedaría exento de subsidios, que se quitarán de manera escalonada hasta completar el 167% del precio mayorista del gas.

La división de los usuarios en niveles

  • Nivel 1: Usuarios de mayores ingresos y gente que no solicitó su registración con unos 269.000 hogares. Para este grupo habrá una quita total del subsidio, por lo que la factura del gas subirá 167%
  • Nivel 2: Usuarios de menores ingresos registrados (provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social) con más de 2,8 millones de hogares. No tendrán actualización de las tarifas.
  • Nivel 3: De clase media, con 2,6 millones de hogares. Se subsidiará un volumen equivalente al 70% del promedio de los umbrales mínimo y máximo de cada categoría y subzona, mientras que el excedente no será subsidiado.

Impactos: 6

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba