Establecen que causa por el secuestro y crimen de Aliaga continúe en la justicia Federal

Lo sostuvo la Cámara Federal de Mendoza que hizo lugar a la apelación del Ministerio Público Fiscal.

La Justicia estableció en las últimas horas que la causa por el secuestro extorsivo y homicidio del empresario mendocino Diego Aliaga, continúe en la justicia federal. .

Así lo confirmó la Cámara Federal de Mendoza que hizo lugar a la apelación del Ministerio Público Fiscal y ordenó que la causa prosiga en la justicia federal de esta provincia.

En la resolución, y según informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, se hizo lugar a lo solicitado por la Fiscalía, y el juez de Cámara Juan Ignacio Perez Curci sostuvo que debía analizarse el marco normativo del delito de secuestro extorsivo y el bien jurídico protegido, y que la actuación de la Justicia Federal tanto en la etapa de investigación como en la de juicio “asegura brindar una respuesta adecuada frente al fenómeno delictivo en trato”.

Aliaga, de 51 años, fue secuestrado el 28 de julio pasado y fue encontrado sin vida el pasado 11 de septiembre, enterrado en un descampado de Costa de Araujo, en Lavalle.

El empresario se dedicaba a la comercialización de inmuebles y a los préstamos.

En la causa, el Juzgado Federal Nº3 de Mendoza dictó en septiembre los procesamientos de cuatro personas, acusadas de ser coautoras del delito de secuestro extorsivo agravado, de acuerdo con lo solicitado por la fiscalía.

Entre los acusados, está un socio del hombre, quien declaró ante la Justicia que tuvo participación en los hechos.

Según la hipótesis acusatoria, los acusados habrían planificado y ejecutado de común acuerdo la sustracción, el ocultamiento y la retención de Aliaga para obtener el pago de una suma de dinero como rescate.

Ante la aparición del cuerpo, el juzgado resolvió su incompetencia en favor de la justicia provincial, que fue la medida que motivó la apelación del Ministerio Público Fiscal.

La causa está caratulada como secuestro coactivo agravado por la participación de tres o más personas seguido de muerte, en concurso real con secuestro extorsivo y en concurso ideal con homicidio agravado por la premeditación de dos o más personas y robo, ya que al empresario le desapareció un reloj.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior