Biden se impone en Michigan y quedó al borde del triunfo

Los candidatos necesitan alcanzar como mínimo 270 votos para obtener el triunfo.

El candidato demócrata Joe Biden, tras adjudicarse el estado de Michigan, quedó cerca de convertirse en el 46º presidente de los Estados Unidos en una elección mucho más reñida de lo que se esperaba.

Biden ampliaba este miércoles su ventaja sobre el actual mandatario estadounidense y candidato a la reelección por el partido republicano, Donald Trump, que anticipó que solicitará un recuento de votos en Michigan y también en Wisconsin, lugares donde se impuso el aspirante demócrata, según proyecciones de medios de prensa norteamericanos.

Michigan le entregaba a Biden 16 votos en el Colegio Electoral mientras que, más temprano, Wisconsin otorgaba diez: los candidatos necesitan alcanzar como mínimo 270 votos para obtener el triunfo y el demócrata sumaba de confirmarse las proyecciones consolidadas 264, frente a los 214 de Trump, que ya manifestó su decisión de judicializar el resultado de las elecciones.

En este sentido, el aspirante demócrata remarcó: “Queda claro que ganamos en bastantes estados. No estoy aquí para declarar la victoria, pero sí para informar que cuando termine el recuento de votos habremos ganado“.

Biden consolidaría su victoria si prevalece en alguno de los estados que aún no han cerrado los comicios: Nevada, Pensilvania, Georgia o Carolina del Norte.

El estado de Nevada, el cual que pese a entregar sólo seis electores, era considerado clave por las posibilidades de Biden de ganar ahí -iba liderando por ocho mil votos- y llegar a la Casa Blanca, decidió esta noche pausar el conteo y recién definir la suerte electoral este jueves.

En una exposición ante la prensa en Wilmington, Delaware, Biden se manifestó “orgulloso” por la campaña realizada y enfatizó: “Ésta no será mi victoria, ésta será la victoria del pueblo, de la democracia de Estados Unidos”.

Indicó que es probable que el recuento de votos finalice este mismo miércoles en Michigan y agregó que se siente con “buenas vibraciones” con relación a Pensilvania, otro estado cardinal en estas elecciones y que otorga 20 votos en el Colegio Electoral: allí ganaba Trump esta tarde.

Contra todas las encuestas que arrojaban un amplio margen en favor del candidato demócrata, Trump se impuso en numerosos estados “oscilantes” e incluso se encontraba a la cabeza en Pensilvania, donde Biden era un claro favorito y todavía quedan votos por contarse -muchos de ellos votos por correo emitidos previamente con una fuerte ventaja para Biden-.

Más allá del resultado final de los comicios, está en duda qué actitud tomará Donald Trump si finalmente pierde las elecciones por una cantidad tan pequeña de electores, aunque ya dio señales al respecto al anunciar su decisión de solicitar el recuento de votos en Michigan y Wisconsin.

El candidato republicano aseguró este martes que había ganado y pidió que se pare el conteo de votos porque los demócratas iban a practicar un “fraude” electoral.

Ante esas declaraciones y el anuncio de que, si pierde, irá a la Corte Suprema, muchos analistas consideran que el presidente estadounidense no entregará el bastón de mando tan fácilmente.

A la espera del resultado final, y al igual que ocurrió en 2016, otra vez las encuestadoras fueron las grandes derrotadas de la elección, ya que todas esperaban un amplio triunfo de Biden que se reflejó en las casas de apuestas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior