Rodrigo Zúñiga fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de Felipe Carrizo en Guaymallén

El asesino cometió el hecho con un arma tumbera a principios de este año.

Durante la tarde de este jueves condenaron a prisión perpetua a Rodrigo Zuñiga, único imputado por el homicidio de Felipe Carrizo en Guaymallén, en un crimen ocurrido en febrero de 2020.

El jurado popular, compuesto por 12 ciudadanos responsabilizó a Zúñiga como culpable del delito de homicidio agravado por alevosía.

De este modo, la Jueza Técnica, María Belén Renna, determinó la sentencia de prisión perpetua.

En base a las pruebas recolectadas por el Ministerio Público Fiscal, entre las que se destacó un video de cámaras de seguridad que detectaron el hecho, sumado a los testimonios de dos testigos presenciales, el jurado precisó que el 5 de febrero de este año, en horas del mediodía, Zuñiga baleó por la espalda a Carrizo utilizando un arma tumbera desde una moto. Las lesiones ocasionadas terminaron con la vida de Carrizo a los pocos minutos.

Este debate arrancó el pasado lunes con la audiencia de selección y el sorteo del jurado popular, tomando en cuenta un estricto protocolo sanitario acorde al contexto de pandemia, siendo así el segundo juicio por jurado que se lleva a cabo en lo que va del 2020.

Entre el pasado martes y el día de hoy se llevaron a cabo el resto de las instancias previstas, que incluyeron alegatos de apertura y cierre, sumados a la declaración de 19 testigos, antes de conocer el veredicto que determinó la culpabilidad y posterior sentencia a prisión perpetua para Rodrigo Zúñiga.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior