Presidente de CECIM: “En Mendoza hace prácticamente dos años que no hay trabajo”

Gerardo Fernández pasó por Radio News en el ciclo que conducen Christian Sanz y Claudia Durán

Gerardo Fernández, Presidente de la CECIM (Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza), pasó por Radio News en el ciclo que conducen Christian Sanz y Claudia Durán y habló sobre las problemáticas del sector.

Sobre el desabastecimiento en el sector de la construcción, Fernández inició mencionando que “esto empezó en el caso de nuestro rubro hace entre 60 y 90 días, sobre todo con faltantes de caños y fierros de construcción” aunque advirtió que “hoy es generalizado” ejemplificando: “madera, vidrio, aluminio, cemento”.

Asegura además que por ello se pone en riesgo “el cumplimiento de los contratos y poniendo en una situación complicada a las empresas de rubro” ya que eso las obliga a “repactar contratos o a pagar multas y tener posibles conflictos”.

Aseveró que “históricamente se la vincula a la industria como el motor de la economía. Cuando la economía empieza a funcionar ayuda a poner de pie al resto de los sectores” pero que también “es la primera que entra en crisis porque la obra pública deja de tener fondos” por lo que lo primero que se corta “son los gastos en capital”.

“Lo primero que se corta es la obra pública” destacó y añadió que “ya ocurrió en Mendoza. en Mendoza hace prácticamente dos años que no hay trabajo”.

Resaltó que “el mes de febrero el Ministerio de Infraestructura ordenó la paralización de las obras publicas por falta de fondos” por lo que “las empresas están tratando de renegociar esos contratos”.

“No han habido licitaciones en sector público salvo honrosas excepciones” manifestó y recalcó que “Lo que proponen los Municipios no cubren la capacidad ociosa de esas empresas”.

Sobre el empleo en el sector, mencionó que “ya en diciembre teníamos 10 mil empleos perdidos y con la crisis de la pandemia ya son 12 mil” aunque agregó que “esos son empleados directos. Si a eso se le suma al comercio de bienes y servicios de la construcción hay que multiplicarlo por 3”.

Sobre los precios y el manejo de los bienes que tienen los locales, destacó que “las modalidades de comercialización lo único que hacen es tratar de preservar el trabajo de los comercios”.

“Hay imposibilidad de reposición. Los que fijan precios en general son muy pocas empresas” ejemplificando que “en aceros hay dos grades en el país en cemento hay 3 grandes en el país” y aseguró que “cuando esos actores deciden no mantener la provisión se siente en el mercado local y el comerciante trata de guardar y cuidar el patrimonio”.

Mencionó que hay “Distintas metodologías” para cuidar el patrimonio comercial: “Acá en Mendoza no piden dólares pero el comerciante habitualista, al que vas siempre, te entrega mercadería para que puedas seguir trabajando pero con remito. Es decir, sin precio. Al momento de facturar el precio puede ser cualquiera”.

“La otra es no entregar mercadería” por no tener un precio real y “algunos aumentan el precio” argumentando que “los proveedores de aumentan un 30 o 40 por ciento. Las últimas listas que han llegado, han llegado con una variación del 30 o 40 por ciento en 20 días” por tanto “no le alcanzaron las ventas de todo el mes para reponer la mercadería que vendió”.

Por lo que el especialista aseguró que los comerciantes del rubro “estuvieron trabajando dos o tres meses para reponer mercadería si es que la pudieron reponer”. “Básicamente no hay precio. Está tan inestable que nadie se anima a darte un precio” prosiguió.

Sobre los programas PROCREAR y Mendoza Activa dijo que “como todos los incentivos son bienvenidos ideológicamente porque reconocen problemáticas, pero en los hechos no tienen un impacto sustancial, en mano de obra te digo que es cero”.

“El ciudadano que adquiere el servicio lo ahce con gente en informal, en negro. El impacto formal es bajo” resaltó.

Sobre el programa PROCREAR fustigó que “a la hora de hacer frente a los créditos, la gente no tiene buen recuerdo”.

Sobre los precios cuidados de la construcción, “nosotros los criticamos desde el día número uno” porque “en Mendoza había un sólo punto de expendio por lo que resultaba imposible pensar que podía marcar precios en el resto” de la provincia.

Además resaltó que “era elevado el costo de transporte. Era más caro ir a buscar” la mercadería “que comprar en los locales de cercanía”.

“La industria tiene una característica: las obras se ejecutan a través del tiempo la ley nacional y la ley provincial, fueron muy sabias y plantearon formulas polinóimicas” evocó y dijo que estos “son relevados por el INDEC a nivel nacional y por DEIE en la provincia. Ambos toman como precios validos los precios de estos sistemas, precios cuidados, que en el mercado no existe y le genera un perjuicio a las empresas”.

Mencionó que “desde la Cámara hemos solicitado que las planillas de la DEIE se emitan en tiempo y forma” ya que “las planillas son de mayo y hasta hace una semana eran de febrero”, por tanto “las empresas se ven obligadas a comprar a nivel de octubre pero cobran a valor de mayo”.

Ello “está descapitalizando la empresa. Hay empresas que venden activos para hacer frente a los salarios” y finalizó mencio0nando que esto “genera una expectativa negativa, porque siempre inconscientemente esperamos el momento en que las cosas cambien, pero con esta perspectiva va a significar que muchas empresas, el día que estas tengan una posibilidad de reactivación, no estén o no se puedan poner en marcha”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior