Preocupa en el sur mendocino la falta de mercadería en todos los rubros

Así lo manifestó la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael.

La Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael anunció a través de un comunicado que hay faltante de mercadería en todos rubros.

“Desde los sectores que conforman la Institución expresaron que prácticamente todos los rubros están teniendo inconvenientes, los proveedores no pueden entregar insumos ni mercadería por demoras en la logística, alteraciones en la capacidad operativa de las grandes industrias nacionales que actualmente están muy por debajo de su capacidad con reducción de personal por la pandemia y a esto se suman los protocolos y restricciones en las importaciones, desde productos terminados hasta componentes para cadenas productivas o fabricación” indicaron desde la CCIA.

En ese sentido, desde la entidad destacaron tres problemas: la menor disponibilidad de mercadería que afecta a proveedores (sobre todo del rubro de la construcción) y a vendedores (con mayor injerencia en el rubro de electrónica y electrodomésticos).

Como segunda problemática se remarcan las trabas a las importaciones, la cual incide de forma directa y el hecho de que las empresas industriales trabajan a un ritmo más lento por la afectación provocada por el coronavirus lo que provoca faltantes.

Por último, se señala el aumento de la demanda, ya que hay una masiva parte de ahorristas con el objetivo de no perder los dólares lo que genera un aumento de precios.

Desde el rubro de la ferretería y la construcción advierten que la mayoría de lo que se vende proviene del exterior o las pizas que ostenta el producto son importada.

Además advierten que constantemente se cambian las listas de precios cuando hay una variación del precio del dólar.

Desde el sector indican, además que hay faltante de hierro y demoras en las entregas.

En lo que es comercio se ha visto un faltante de productos y marcas que se combina con la suba de precios tras los ajustes que realizan los proveedores.

Por esta reducción de marcas, se observa que las opciones de compra se van acotando y que, al margen de ello, a veces las entregas de producto tienen demoras de hasta 120 días.

Según indica la CCIA, “esta situación se traslada finalmente al consumidor, quien invierte en productos también por una restricción a la compra de divisas, aumenta la demanda, falta el producto y se da una retroalimentación de la inflación”.

Respecto de los vendedores minoristas, se aseguró que “los pequeños comerciantes no tienen el respaldo o capacidad económica como para darse el lujo de no vender o guardar mercadería por la especulación que ronda los precios. Con lo que vende el negocio minorista cubre los costos fijos como sueldos, alquileres o la mercadería comprada (que viene con aumento), no puede guardar productos por varios días, si lo hace pierde liquidez,  por lo tanto si algún cliente percibe en los pequeños comercios que no hay existencia de productos, es debido a falta de stock y no porque el comerciante esté guardando mercadería para venderla luego a mayor precio”.

Por tanto, desde la Cámara de Comercio de San Rafael señalaron que “deberían reverse las medidas y burocracia en los trámites para poder importar, así como plantearse desde el Gobierno Nacional un plan económico serio y a la altura de las circunstancias, para bajar la incertidumbre que provoca que muchos sectores aumenten los precios preventivamente”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior