Iglesias quiere que se consolide a Guaymallén como capital alterna y que Mendoza no sea discriminada

El intendente destacó la ley aprobada por el Congreso, pero dijo que en la actualidad Mendoza es discriminada respecto a otras provincias y Buenos Aires.

Luego de que la Cámara de Diputados de la Nación convirtiera en ley el proyecto que consolida capitales alternas en las 24 provincias del país, se conoció que Guaymallén será la sede mendocina.

El intendente de ese departamento, Marcelino Iglesias, agradeció la iniciativa que apunta a la federalización, aunque insistió en que debe darse realmente a nivel nacional, ya que “hay muchas diferencias entre Buenos Aires y el resto de las provincias”, consigno Los Andes.

En un pasaje de la charla con el matutino provincial, el mandatario indicó que ve bien el intento de descentralización y federalización por parte del gobierno nacional, aunque expresó su descontento respecto a la situación de Mendoza comparada a la de otras provincias en el tema de asistencias por parte de la Nación.

El jefe comunal señaló que, por ejemplo, Buenos Aires, recibió subsidios, mientras que para el resto de las provincias solamente han sido préstamos por parte del ministerio de Economía.

Según el cacique radical, “La idea de federalismo está, y lo valoro, pero espero que se dé en hechos, porque esto se da a patadas con la centralización del poder. Mendoza ha sido discriminada frente al resto, y Buenos Aires fue la más beneficiada porque le dieron subsidios y no tendrá que devolver nada”.

Y puntualizó en que la ley de capitales alternas “es algo simbólico” y que tiene “moderadas expectativas” respecto a cómo se implementará. Igualmente, agregó que recibirán de la mejor manera al Presidente o los miembros de gabinete que visiten Guaymallén.

“Vamos a plantear los problemas de nuestro departamento y el resto de los municipios de la provincia”, enfatizó.

Sobre el cierre del dialogo, subrayó que hasta el momento no han tenido contactos con Nación, y que aguardan conocer cómo se llevará a cabo y de qué manera, para trabajar en el tema.

Desde el Gobierno nacional, el presidente Alberto Fernández destacó que Argentina “debe comenzar a funcionar como un país federal y descentralizarse para que el poder esté también en el interior”. De hecho, en septiembre del año visitó Mendoza durante la campaña electoral, y propuso a los gobernadores la idea de implementar capitales móviles y rotativas para apuntalar el federalismo.

En ese entonces, Fernández sostuvo: “Crear en cada provincia una capital alterna de la Argentina y obligar al Gobierno nacional a trasladarse una vez por mes ahí, y escuchar ‘in situ’ los problemas. Porque una cosa es ver estadísticas y otra es ver y escuchar a la gente, porque uno puede entender verdaderamente la dimensión del conflicto”, a lo que añadió: “Soy el más federal de los porteños”, y propuso “gobernar de otro modo, ser un gobierno de un presidente y 24 gobernadores que nos vamos a sentar en una mesa para resolver las urgencias de la Argentina”.

Por medio de esta ley, se busca que las 24 ciudades que funcionarán durante los próximos tres años como capitales alternas, sean el escenario de reuniones en las provincias entre funcionarios locales, nacionales y organizaciones de la sociedad civil. El Ministerio del Interior será el responsable de coordinar y concretar un plan de trabajo de los encuentros que serán “convocados con una periodicidad no mayor a 30 días”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior