El piloto Romain Grosjean se salvó de milagro: escalofriante accidente en el GP de Bahrein

La primera vuelta del GP de Bahréin comenzó con un terrible susto que hizo pensar en una tragedia en los primeros instantes.

Un grave accidente sufrido por el piloto francés Romain Grosjean, cuyo auto se incendió tras colisionar y romper el guarda rail obligó a la suspensión provisoria del Gran Premio de Bahrein apenas se había largado la carrera.

Grosjean, piloto del equipo Haas, quien sufrió quemaduras leves en las manos y los tobillos, pudo salir del auto con la rápida ayuda del “Medical car” que lo asistió de inmediato y lo trasladó a un hospital por precaución.

El choque se produjo tras el cruce del auto de Grosjean con otro corredor. Al salir de pista, la máquina del piloto francés colisionó de costado con la protección metálica y se incendió.

Al advertir el accidente, las autoridades encendieron la luz roja de los señalizadores en la pista y los autos volvieron a boxes, con la evidente preocupación del resto de los pilotos.

El Gran Premio de Bahrein es la antepenúltima carrera del calendario mundial, cuyo título fue ganado hace dos semanas por el británico Lewis Hamilton con Mercedes, quien hoy había largado desde la pole position.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior