Dos muertos y varios heridos en prolongado tiroteo en Viena; suponen un ataque terrorista

Un hombre se habría suicidado con un cinturón explosivo, según varios medios.

Al menos dos muertos, 15 heridos y un detenido dejó hoy un prolongado tiroteo en el centro de Viena, que según autoridades de Austria tuvo seis objetivos y pudo ser un ataque terrorista, informó la prensa local e internacional.

La Policía reportó a través de Twitter que el tiroteo se produjo esta noche y fue obra de un grupo que atacó seis lugares diferentes.

Agrego que dos personas murieron -entre ellas, uno de los atacantes- y varias resultaron heridas. Entre estas, al menos un policía estaba grave, según el Ministerio del Interior.

Por lo menos 15 personas con heridas habían sido ingresadas en hospitales de la ciudad, según la agencia noticiosa estatal austríaca APA.

“Al parecer es un ataque terrorista”, afirmó el ministro del Interior, Karl Nehammer, a la radio estatal ORF citadas por las agencias de noticias AFP y ANSA.

El Ministerio del Interior, que reportó un detenido, dijo que uno de los agresores “habría muerto” y “otro huyó”, según APA, aunque las autoridades no habían precisado cuántos eran los atacantes.

Testigos citados por medios locales e internacionales dijeron que los agresores eran varios, con armas largas, que efectuaron al menos 50 disparos y también se escuchó una explosión.

Los primeros disparos se registraron alrededor de las 20 (las 16 en la Argentina) en Schwedenplatz, cerca de la sinagoga de Seitenstettengasse.

Inmediatamente, la Policía -que un rato antes había anunciado que realizaba “una gran operación” en el centro de la ciudad- informó en su cuenta en Twitter que “se registraron disparos” y que “hay heridos”.

“Manténganse alejados de todos los espacios públicos o el transporte público” y “no compartan videos o fotografías”, recomendó entonces la Policía, según la agencia de noticias Europa Press.

El presidente de la Comunidad Israelita de Viena (IKG), Oskar Deutsch, dijo que no podía confirmar si la sinagoga fue el objeto del ataque, pero aseguró que “llevaba cerrada varias horas” y “no hay gente dentro”, según el diario Der Standard.

Desde los primeros momentos del tiroteo, helicópteros de la policía comenzaron a sobrevolar la zona, que de inmediato fue acordonada por la Policía.

Nehammer pidió a los vieneses que se quedaran en sus casas y a los miembros de la comunidad judía no salir y no usar la kipá que los identifica.

Algunos medios dijeron que hubo una toma de rehenes, pero la versión no había sido confirmada.

Cuatro horas después, el lugar seguía siendo vigilado por las fuerzas especiales, no había colectivos y el subte no paraba en las estaciones del centro.

Al comenzar el ataque, la zona estaba llena de gente que quería aprovechar la última jornada antes de la entrada en vigor de la cuarentena contra el coronavirus, esta medianoche.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior